Cuando decidimos llevar un estilo de vida saludable, eso tan solo es el producto de consumir una dieta balanceada, en lo posible con productos eco y todo acompañado de una adecuada actividad física. Todo ello se traduce en una óptima salud en general.

Con respecto a esta última afirmación, es importante que se considere que ciertos hábitos pueden causar un deterioro paulatino de nuestro cuerpo por lo que una dieta balanceada se manifiesta en una buena salud oral, aseguran expertos de invisalign teen clinicas dentales.

De manera que, al asistir a una consulta odontológica de invisalign teen el profesional se encargará de examinar la boca pues este es uno de los primeros lugares en donde es posible detectar manifestaciones de una mala nutrición.

Debemos tomar en consideración la relación que existe entre salud oral y la nutrición. El crecimiento y desarrollo de los tejidos y estructuras de la cavidad oral llegan a depender directamente de una nutrición adecuada.

Desde que se desarrollan los dientes en el útero, hasta la llegada de la etapa en donde los terceros molares se presentan en la boca, y desde la formación de las raíces hasta que se cierran los ápices, tanto en jóvenes como en adultos la nutrición resulta un punto que es sumamente importante para el crecimiento.

Entre más especialidades odontológicas que mayor relación tienen con la nutrición, el estilo de vida del paciente y otras áreas de la salud se encuentra la Ortodoncia y el invisalign teen. Esta es una especialidad que se encarga de corregir la malposición de los dientes y de los maxilares empleando los conocidos brackets.

En la literatura se puede encontrar evidencia de que el estado nutricional de un paciente llega a afectar el tratamiento de ortodoncia, al alterar el movimiento de los dientes por medio de la reacción de los tejidos a las fuerzas que son aplicadas en el tratamiento.

Los hábitos que presentan los paciente, y sus efectos sobre el crecimiento y desarrollo, la calidad y cantidad de nutrientes que se ingieren, procesos fisiológicos y el estado de salud o enfermedad del paciente deben ser considerados dentro del plan de tratamiento de Ortodoncia. Los especialistas se encuentran capacitados para identificar todas esas características para poder guiar al paciente en el consultorio mientras dura el tratamiento.

¿Cómo afecta lo que se come al tratamiento de ortodoncia?

La respuesta se encuentra en el colágeno. Esta es una proteína que se hace necesaria para la reparación ósea mientras se aplica un tratamiento de ortodoncia (existen diversos tipos de colágeno, y en la ortodoncia el necesario es el de tipo II acompañado del colágeno para reparación del ligamento periodontal llamado tipo I).

Del mismo modo, la vitamina C se encuentra relacionada con la disponibilidad de colágeno en el organismo. Una marcada carencia de vitamina C (ácido ascórbico) puede llegar a reducir la velocidad del movimiento dental.

En consecuencia, se recomienda a los pacientes que inician o se encuentran en medio de un tratamiento de ortodoncia que durante y después de su tratamiento consuman grandes cantidades de vitamina C, y de esta manera pueden mejorar la cantidad de colágeno promoviendo un movimiento dental adecuado.

También resulta importante conocer que usualmente y para evitar el despegado y consecuente pérdida de los brackets, el ortodoncista ha de recomendar a los pacientes que eviten ciertos alimentos que son muy duros o muy pegajosos, que, si bien algunos son necesarios tanto para la salud general como para el metabolismo óseo; también podrían dañar el tratamiento.